Wednesday, July 16, 2008

¡Maldito Bunbury!... parte II

El pointer cabrón del Bunbury, la mascota oficial de Herr Kronenburg y con quien comparto el patio de la casa en donde rento un cuarto volvió a hacer de sus fregaderas al masticarse otras dos trusas de mi propiedad, nada más que esta vez el infeliz lo hizo sin que yo me diera cuanta.

¡Cual sería mi sorpresa este pasado domingo cuando saco la ropa de la secadora y antes de doblarla en la lavandería de monedas a la que pernocto me voy dando cuenta de dos hoyos estratégicamente hechos en la parte posterior de los calzones!

Y lo peor de todo es que estaba a mi lado una señora de esas de la colonia Contry que va a lavar ahí religiosamente cada domingo y que nada mas al ver los hoyancos del terror, hace mueca de disgusto y muy discretamente se aleja de mi presencia para irse a la sección mas apartada del establecimiento.

Nada mas no crucifico con pinzas de tender la ropa al desgraciado can porque:

1.- Respeto a los animales.

2.- Es mascota de mi casero, si le toco un pelo, me echa encima a todo el batallón de dragones cátaros de la Infanta Maria Cristina para que me pongan de patitas en la calle.

Ah pero eso si, ya le dije a Herr Kronenburg de que me debe dos trusas nada mas que creo que no me oyó ya que estaba cagándose de la risa en el piso mientras se lo decía.

Bunbury-2, Yo-0.

3 comments:

Rulo M. Y. said...

Dale veneno para ratas.

polvo de menta said...

te dije como te vengaras pero pusiste muuuchos peros, que si esto, que si lo otro... a la proxima te tienes que aguantar asi como libertad lamarque se aguantaba en sus papeles de sufrida.

Javier said...

Ja,ja,ja,ja,ja. Te mando un abrazo cabrón.