Friday, June 13, 2008

¡Maldito Bunbury!

Han de saber que ayer, mientras departía con el Barón Herr Kronenburg al lado de unos refrescantes "sextetos de malta", cuando a su maldita mascota, el ínfimo perro "Bunbury" (bautizado el día que Los Héroes del Silencio tocaron en Monterrey) se le ocurre entrar a mi cuarto (eso si, a quien se le ocurre dejar la puerta de su cuarto abierta con semejante animal en el patio pero bueno) y que me destroza unas truzas y el lado derecho de mi bote de la ropa sucia, por lo que tuve que castigar ese atrevimiento (con el consentimiento del Barón, claro está), dándole de madrazos al mugre perro y lo peor de todo es que parece que o le vale madre o le gusta la mala vida y la verdad yo ya no sé que hacer.

Le recomendé al Barón Herr Kronenburg que comprara un bozal para castigarlo cada vez que haga una barbaridad pero no sé si sería suficiente castigo. ¿Qué piensan ustedes?

1 comment:

Rulo M. Y. said...

Chale, como que usas tangas... esas madres te cogen los cojones.

Chale, porque le pegaste al Bunbury?

Chale, pa mi que le corten los huevos y se los den a comer.

Chale, ya es tarde, ya me lanzo.