Monday, August 01, 2005

Cardiología angelical

Ultimamente he agarrado la sana costumbre de adquirir películas que nadie quiere para hacer una humilde videoteca, el último descumbrimiento que hice fue en el MixUp de la calle Morelos, a un lado de la institucional Macroplaza, en donde, arrumbado y acumulando polvo hasta lo último de la letra "C" de los devedes de a 99 pesos o menos me encuentro con una excelente película que muchos no han de conocer pero desde la primera vez que la ví en mis años púberes me traumó y fascinó, estoy hablando de la película Angel Heart (Corazón de Angel).

La película filmada en 1987 es del legendario Alan Parker, quien dirigiera joyitas del calibre de Midnight Express y Pink Floyd: The Wall, basada en un libro del novelista William Hjortsberg que narra las aventuras del rudo y mediócre detective Harold (Harry) R. Angel, personificado por un excelente Mickey Rourke, mucho antes de que su crísis de botox lo dejara como el émulo del Hombre Elefante.

La acción se centra en el Nueva York y Louisiana de 1955, en donde el hambreado detective es contratado por el enigmático Louis Cyphre representado por un malévolo Robert De Niro para encontrar a un crooner famosón llamado Johnny Favorite. Con esta premisa, el investigador se sumerge en un mundo de locura, muerte, rituales vudú, asesinatos sangrientos rayanos en lo gore y demás cosas aptas para toda la familia.

No recuerdo si pasaron esta película en cartelera en esos años aunque (no lo creo considerando la mochez de RTC en esos años) ya que sale una escena del Buen Harry tirándose a la morenaza y más que potable Epiphany Proudfoot representada por una cachondísima Lisa Bonet, quién conociera la fama en el fresísima The Bill Cosby Show y más adelante fuera esposa del rockero Lenny Kravitz (Leonardo Kravioto para los cuates); pero lo que sí recuerdo es que esa película le movió el tapete a más de uno por su crudeza, además de que en el final el héroe acaba de la verga.

Al principio de mis tiempos, yo era el típico escuincle imberbe que si iba al cine a ver una película de este tipo, me tapaba mis cándidos ojitos para oír solamente con los pelos de punta los aterradores gritos en estéreo mientras la sangre se derramaba cual agua en cascada... la película de la que he estado hablando fue la primera en la que no me tapé los ojos, aguantandome todas las imágenes por mas crudas que fueran, llegando así a mi "mayoría de edad cinematográfica".

Después de esta película nada fue igual, ya me podía soplar la que fuera sin siquiera parpadear, convirtiéndome en un maduro cinéfilo capaz de aguantar cualquier película por ruda que fuera.

2 comments:

Capo said...

Por fortuna que no revelaste quién coños bautizó así a Lenny Kravitz... Ooops!

Jesús González said...

Excelente adquisición, mi querido amigo regiomontano (más a la de a huevo que de ganas). Ah, Mickey Rourke, grande grande grande. Encarna, no sólo por haber interpretado a Henry Chinaski en la también brutal Bar Fly, sino por su más que probada esquizofrenia, algo así como una versión bukowskiana de Michael Jackson, nada más que sin nenes de por medio y en versión W.A.S.P. Ha sido boxeador, drogadicto y conoce a la locura bien de cerca, por lo que ahora regresa (empezando por Sin City)a Hollywood, como si fuese un red neck gordo que dice actuar y que se parece levemente a Mickey Rourke, lo que le proporciona una épica freaky que lo hace fascinante. A él, quizá por morbo o porque después de todo es el "pinche Mickey Rourke", es al único que le perdono que en sus entrevistas diga que votó por Bush y lo volvería a hacer. Finalmente, está loco.
Saludos