Wednesday, December 17, 2008

Los orígenes oscuros de la Navidad.

Si ya se... ya llegó la época más bonita de todo el año, Navidá, en donde quemas el aguinaldo ya sea para:

1.- Pagar deudas que llevas arrastrando de meses o peor aún, años.

2.- Comprar regalos a todos tus familiares y amigos cercanos.

Con el paso de los años ya he dejado de ser afecto a tán invernal época pero con el riesgo de ser reconocido como "Grinch" por las personas que más quiero, este año he decidido quitarme la fatiga navideña y encaminar mis pasos al más cercano centro comercial, o sease, "mol" antes que todos.

Con el objetivo de no acabar viviendo en mi coche o en el duro asfalto regiomontano, he decidido gacer algo que he bautizado como "malabarismo económico-navideño" y esto es en llevar a cabo una estrategia de depósito a la tarjeta de crédito cada 15 días para que los acreedores no derriben la puerta de mi cuarto con bulldozer a principios de enero.

Me da mucho gusto comunicarles que ya casi acabo con las compras y no atropellé a ningún matachin en el proceso, las finanzas van bien controladas y se van estirando un poquitín cual boli-goma ochentero pero sin estar en estado crítico.

Aquí les va una llamada que tuve en el trabajo recientemente con una linda y "amable" señorita cagapalos de 68 años que después de hacerme el hígado de cuadros con sus nimias peticiones sobre la calidad de su imagen de la televisión tiene la osadía de desearme Feliz Navidad, a lo que yo contesto:

- Le agradezco la felicitación señorita, pero yo no celebro Navidad.

- ¿Cómo?, ¿que no celebra la Navidad?, ¿Y eso por qué, oiga?

- Es que practico el Islamismo, yo no celebro Navidad, sino el Ramadán.

(En este punto de la conversación oigo su "GULP" al tragar saliva, totalmente convencida de que estaba hablando con un miembro psicótico de algún fanatizado comando chiíta, capaz de volarle la casa con un chasquido de mis blasfemos dedos).

Y para acabar con la conversación añado:

- Y déjeme decirle algo, ustedes los católicos están mal, ya que celebran la natividad de su supuesto Salvador por estas fechas cuando, en realidad, Jesús de Nazaret nació entre abril y mayo. La idea de la navidad vino de un emperador romano llamado Constantino cuando juntó el nacimiento de Jesús con un festival de orígen pagano.

- Pe..., pero ¿y Santa Claus?.

- Santa Claus viene de San Nicolás quien es de orígen pagano también, me parece que le sacrificaban niños recien nacidos en su honor.

- ¡Qué horror!, ¿Por qué me dice esto?, ¡Usted es un hombre horrible!, ¡Me acaba de arruinar la Navidad!

Acto seguido, cuelga abruptamente el teléfono.

Citando el Señor Burns, me regodeo de mi crapulencia. Jo, jo, jo.

Feliz navidad a todos, pues.

3 comments:

Alyssey said...

JAJAJAJA buenisima!

Le tuve que pasar este blog entry al buen Wilson por que se que le va a causar gracia!

Besitos!
B

Wilson_x1999 said...

Hahaha

Es bueno saber que no soy el único que se divierte arruinando fiestas para los demás XD

polvo de menta said...

ay marques... =/ jajajajajaja