Saturday, September 22, 2007

Las únicas y auténticas "alitas gay"

Desde mi regreso a las cabriteñas tierras de Monterrey me he hospedado en un cuarto que le rento al incomparable Barón Herr Kronenburg, caro amigo de los días en que era un valiente agente de Hispanic Teleservices Corporation. He de decirles que en esa casa ubicada en la Colonia Roma, en los llanos del Tec, cualquier ocasión es buena para chelear, debrayar y reunirse con los amigos, entre ellos el finísimo y sofisticado Duque Lara.

Es precisamente el Duque Lara quien me ha confiado esta receta culinaria de millones de calorías, las "Alitas Gay o Alitas mariconas" heredada de su bisabuela materna, la Infanta del Cencerro de Plata de las Reales Minas de Monclova de los de abajo, nacida en 1871.

Esta exquisitez consiste en lo que sigue: Agarrese una cazuela de tamaño mediano y eche dentro dos barras de mantequilla Iberia o la de "La Vaquita Feliz" (La cual hace que la caca salga fluída y de armonioso color). Acto seguido aplique toda una botella de Salsa Valentina, mueva por unos mnutos y ya, a punto de turrón, échela medio kilo de alitas de pollo y sírvase bien caliente y con mucho cuidado, ya que corre uno el riesgo de comerse los dedotes.

Procure comerse las multifamosas "alitas gay" escuchando Café Tacuba medianamente pedo y lo bastante pendejo ya que es cuando saben más sabrosas, nada más estando conscientes de que el día siguiente cuando vaya al baño, sentirá que se le va el alma por un hilo.

¡Buen Provecho!

2 comments:

polvo de menta said...

nombre si... buen provecho!

Rulo M. Y. said...

Barón Herr Kronenburg? Gran Galaxia, Marques! ojala no termines covertido en hombre mosca o almuerses esas alitas gay desnudo... chiste cinefilo. Saludos.