Sunday, August 28, 2005

La noche de la venada embarazada

Ultimamente me he rozado mucho con el selecto mundo de la cultura y unos días recordé una excelente anécdota de mis tiempos pre-regios: la era legendaria del Foco.com... en esos tiempos primigenios cuando el Internet estaba en pañales y la carretera cibernética era una tierra de Jauja yo era co-editor del departamento de música de tan insigne portal de la web.

A cada rato nos invitaban a mí y a mi sofisticado editor, el "burbujeante" Rafael Tablado, a cientos de eventos musicales y recuerdo que una vez fuímos a uno del museo de la ciudad de México, en Pino Suárez, uno muy pedorro y de alto copete en donde había una serie de bailables folkloricos de no sé que parte de México. Para esto, la representación estaba patrocinada por el mezcal "Gusano Rojo" (Después de esto jamás lo volví a ver anunciado ni en las vinatas más pinches) por lo que, antes de disfrutar de tan selecto espectáculo, por mi calidad de prensa y como a la gorra no hay quién la corra, me bebí lo que quise de tan refinado menjurje, acabando con una pedita muy rica.

Lo divertido comenzó cuando aparecieron danzantes de Sinaloa para hacer la típica danza con sus cabezas de venado, por lo que mi editor comentó de que la siguiente representación era "la danza de la venada embarazada", a lo que yo, achispado por los efluvios mezcaleros, casi me reí a carcajadas, detenido solo por la solemnidad del evento, pero, para seguir jodiendo, a cada nuevo baile le empecé a poner un nombre diferente, cómo "La danza del cortejo del mandril jarioso del Amazonas" o "La danza del ritual de apareamiento del puma bizco de Huatulco"... total que nos tuvimos que ir a un sitio aparte para cagarnos de la risa porque ya no podíamos más.

Después ya no hubo quien nos parara y perdimos el control del mundo real, creando nombres de bailes cada vez más surrealistas y hasta casi nos embarramos en el coche de tanta mugre risa que teníamos, cerrando así con broche de oro esa noche que quedó en mi memoria para siempre como "la noche de la venada embarazada".

Por eso amigüito o amigüita, el Marqués te dice: Si vas a un evento cultural, no te pongas hasta las chanclas y si llegas a ver mezcal marca "Gusano Rojo", ni se te ocurra probarlo, no vayas a quedar dañado de tus facultades mentales.

4 comments:

Capo said...

No inventes patrañas... el primero que mencionó "la danza de la venada embarazada" fui yo... Y además no nos juntamos para cagarnos de risa... ¡¡¡¡¡Tuvimos que separarnos de donde estábamos para que no fueran tan notables nuestras escandalosas carcajadas ante semejante representación autóctona!!!!!

Saludos, abrazos.

Marqués de Topochico said...

Tiene ud. toda la razón Capo mío. Ya coreregí tan lamentable error y le ruego mis más profundas disculpas pero que quiere ud. entre HTC, el City News y MARCO la línea que separa la realidad de la fantasía se vuelve más que irregular.

Un abrazo y mucha luz, por supuesto.

Ginger said...

Mi admirado Marqués, sus crónicas engalanan y avivan el agüevado inicio de semana.

Capo said...

JAJAJAJAJA!!!!! se me hace que en lugar de HTC lo que usted tiene en su cabeza es puro THC...

Ya sabe que es broma, amigote.