Wednesday, April 30, 2008

El "Pilín"

No estoy para contarlo ni ustedes para saberlo, pero han de saber que mis progenitores tienen mascota, la cuál es un labrador color chocolate bastante baquetón y estorboso con 8 años a cuestas de nombre "Merlin", bautizado por mi madre, la Marquesa de Mixcoac, en uno de sus tantos arranques anglófilos.

El fin de semana antepasado fue a la casa un "maistro" de esos que te hacen chambitas en la casa de puros detallitos, específicamente fue a poner una nueva goma, de esas que evitan que se cuele el calor o el frío por debajo de la puerta, para la entrada de la casa.

El caso es que el señor en cuestión se ponía a hacer plática con todos en un afán de caer bien por medio de su "dicharacherismo"... ya para cuando estaba afanándose en su trabajo le preguntó al marido de mi madre, el Pope Ribakowsky, el nombre del perro, ya que es el tipo de mascota que se la vive dentro.

El marido de mi madre le contestó: "Merlín" y obviamente el señor no sabía con qué se comía eso, pero aparte de no entenderle, oyó mal el nombre debido a que, seguramente, tenía las orejas atascadas de cerilla, por lo que el "maistro" decidió rebautizarlo como el "Pilín".

"A ver pilín, muévete, por favor, a ver pilín, salte de aquí, a ver pilín"... etc., esto no hubiera pasado a mayores, sin embargo, mi madre, desde la cocina, oyó todo el monólogo "pilinesco" con el cual poco faltó para que se asfixiara de la risa mientras repetía: "Que folklore el de este maestro, que folklore".

Moraleja jóvenes, no confíen en un "maistro" que se pone a hablar con tu mascota y aparte la rebautiza.

2 comments:

Ginger said...

Jajajajajajaja!!! Jijos es que si se presta a la albureada la sordera del "maistro". Imagínese, alguien con mi picardía le hubiera dicho "Oiga maistro, meta ál Pilín" o "Si quiere puede acariciar al pilín" jajajajajajajajaja.

Me ha hecho reír harto con su anécdota. Muchas, muchas gracias.

Rulo M. Y. said...

Si al maistro le gusta el pilín, que le ponga el collar y lo saque a pasear.